Nódulo solitario esplénico en paciente con leucemia mieloblástica aguda

Eva García Alberdi, Fidel Fernández Fernández

*Revista Electrónica de la Autopsia - CASOS CLÍNICOS

Departamento de Anatomía Patológica
Hospital Universitario "Marqués de Valdecilla"
Santander (Cantabria), España

Index Terms

Hamartoma, bazo, leucemia mieloblástica aguda, autopsia

HISTORIA CLíNICA

VARÓN de 65 años, diagnosticado de leucemia mieloblástica aguda en tratamiento con quimioterapia. En el bazo se observa un nódulo único, bien circunscrito, de unos dos centímetros de diámetro (Figs. 1 y 2).


PIC Figura 1.   Sección del bazo: nódulo rojizo solitario.



PIC Figura 2.   Visión panorámica macro-micro de la lesión anterior.


DIAGNóSTICO Y COMENTARIOS

- Hamartoma esplénico.

El hamartoma esplénico fue descrito por Rokitansky en 1861 con el nombre de “esplenoma” [1]. En ocasiones se acompaña de signos o síntomas [2]–[4], como dolor subcostal o lumbar, esplenomegalia o alteraciones hematológicas, que permiten una aproximación al diagnóstico a través de métodos de imagen incruentos o incluso por medios citológicos [5]. Sin embargo, la mayoría de los hamartomas eplénicos, únicos o múltiples, son hallazgos incidentales de autopsias, como en este caso, o de piezas quirúrgicas de esplenectomías [6], [7] y, aunque suelen ser pequeños (menos de 2 cm), ocasionalmente son de mayor tamaño [2], [8], incluso voluminosos [7], [9], [10], llegando a pesar 2 o más kilogramos.

Histológicamente, está formado por vasos tipo sinusoides, irregulares, que remedan la pulpa roja (Figs. 3 y 4), entremezclados con algunos elementos celulares (linfocitos, células plasmáticas, eosinófilos, macrófagos, inmunoblastos...). De ahí el color rojizo oscuro predominante, simulando un angioma. También puede haber esclerosis focal, hialinización y hemosiderosis. Se ha propuesto que el “hemangioma capilar”, el “angioendotelioma mioide” y los “tumores ricos en histiocitos” forman parte del espectro del hamartoma esplénico [11]. El diagnóstico diferencial con las metástasis no plantea mayores problemas [12]–[14]. Por último, comentar que los hamartomas esplénicos pueden sufrir quistificación y/o calcificación [1], [15], y rotura [16].


PIC Figura 3.   Hamartoma esplénico. La estructura recuerda a la pulpa roja. H&E.



PIC Figura 4.   Detalle de la figura anterior. H&E.


REFERENCIAS

[1]    Ohta M, Tsutsumi Y, Tanaka Y. Splenic hamartoma. Acta Pathol Jpn 1986; 36: 471-80.

[2]    Colovic N, Cemerikic V, Colovic R, Zogovic S, Stojkovic M. Hamartoma of the spleen. Srp Arh Celok Lek. 2000; 128: 331-4.

[3]    Espinosa JE, López J, Ruiz PA, Expósito F, Soria C, Plata J. A symptomatic splenic hamartoma. Rev Esp Enferm Dig 2000; 92: 47-8.

[4]    Hayes TC, Britton HA, Mewborne EB, Troyer DA, Saldivar VA, Ratner IA. Symptomatic splenic hamartoma: case report and literature review. Pediatrics 1998; 101: e10.

[5]    Lee SH. Fine-needle aspiration cytology of splenic hamartoma. Diagn Cytopathol 2003; 28: 82-5.

[6]    Butler JJ. Pathology of the spleen in benign and malignant conditions. Histopathology 1983; 7: 453-74.

[7]    Chia C-T, Huang W-L, Chen CS, Tang C-L, Chen SC, Wu CH. Splenic hamartoma. N Tai pei J Med 2001; 3: 135-8.

[8]    Vidal C, Rodríguez-Arias C, Amerigo J, Roig J. Hamartoma esplénico.

[9]    Kilmurray LG, Sáiz-Pardo M, Blanco J. Caso presentado en la Asociación Territorial de Madrid, 14 de diciembre de 2002.

[10]    Ed Uthman. Hamartoma of the spleen. Disponible en: http://web2.iadfw.net/uthman/specimens/images/splnhamr.html

[11]    Krishnan J, Frizzera G. Two splenic lesions in need of clarification: hamartoma and inflammatory pseudotumor. Semin Diagn Pathol. 2003; 20: 94-104.

[12]    Fernández F. Nódulos esplénicos. Disponible en: http://eusalud.uninet.edu/cl_autopsias/Casos/1.02/caso.htm

[13]    Indudhara R, Vogt D, Levin HS, Church J. Isolated splenic metastases from colon cancer. Disponible en: http://www.sma.org/smj/97june11.htm

[14]    Satoh H, Watanabe K, Ishikawa H, Yamashita YT, Ohtsuka M, Sekizawa K. Splenic metastasis of lung cancer. Oncol Rep 2001; 8: 1239-41.

[15]    15. Komaki S, Gombas OF. Angiographic demonstration of a calcified splenic hamartoma. Radiology 1976; 121: 77-78.

[16]    Yoshizawa J, Mizuno R, Yoshida T, Kanai M, Kurobe M, Yamazaki Y. Spontaneous rupture of splenic hamartoma: a case report. J Pediatr Surg 1999; 34: 498-9.