Tumor apendicular distal

Eva García Alberdi, Félix Arce Mateos

*Revista Electrónica de la Autopsia - CASOS CLÍNICOS

Departamento de Anatomía Patológica
Hospital Universitario "Marqués de Valdecilla"
Santander (Cantabria), España

Index Terms

Tumor apendicular, metástasis, carcinoma de mama en varón, autopsia

HISTORIA CLíNICA

VARÓN de 52 años diagnosticado de carcinoma ductal infiltrante de mama.


PIC Figura 1.   Apéndice cecal: oclusión fibrosa de la luz y tumor distal. H&E.



PIC Figura 2.   Tumor apendicular: patrón sólido. H&E.



PIC Figura 3.   Tumor apendicular: patrón trabecular. H&E.



PIC Figura 4.   Tumor apendicular: patrón glandular (adenoide). H&E.


DIAGNóSTICO Y COMENTARIOS

- Metástasis de carcinoma ductal infiltrante de mama en apéndice cecal.

Los tumores del apéndice cecal son infrecuentes y, en la mayoría de las ocasiones, se descubren de manera casual en el transcurso de una intervención quirúrgica o al estudiar el apéndice por un proceso inflamatorio (1).

El tumor a descartar, en este caso, es el carcinoide, el tumor apendicular más frecuente, con una incidencia que varía entre 0,32 (2) y 18,6 (3) por ciento de los casos, encontrándose incluso en la edad infantil (4) y desarrollándose a partir del extremo distal (70 % de los casos) ocluyendo total o parcialmente la luz, de manera similar al caso que presentamos.

La cromogranina y sinaptofisina fueron negativas, lo que, junto a las imágenes de invasión vascular (Fig. 5) y presencia de mitosis (Fig. 6), además de la similitud de la apariencia histológica a la de otros campos metastásicos en otros órganos, nos llevan al diagnóstico de metástasis del carcinoma de mama, como muy sagazmente los contertulios apuntaron. Entre las lesiones tumorales apendiculares no carcinoideas, las metástasis figuran en el siguiente lugar en incidencia en todas las series, incluyendo los primarios de pulmón (5), mama (6) y carcinoma nasofaríngeo (7). Menos frecuentes son el resto de neoplasias apendiculares como el adenocarcinoma (1), tumores mesenquimales, endometriosis en mujeres, o linfomas (8).

No constan en la historia datos de apendicitis crónica. El muestreo extenso y sistemático de los órganos en las autopsias ayuda a establecer la verdadera incidencia de las metástasis, la coexistencia de segundas neoplasias y el descubrimiento de patologías incidentales o accesorias que pudieran haber quedado ocultas ante la exhaustiva investigación de la patología fundamental.


PIC Figura 5.   Invasión vascular (linfática). H&E.



PIC Figura 6.   Detalle citológico del tumor, con abundantes mitosis. H&E.


REFERENCIAS

[1]    Stemberg, SS ed. Tumors of the vermiform appendix. En: Diagnostic surgical pathology, 3ª edición. Philadelphia, Lippincott, Williams & Wilkins. 1999, 1442-6.

[2]    Moertel CG, Doherty MB, Juddo ES. Carcinoid tumors of the vermiform appendix. Cancer 1968; 21: 270-8.

[3]    Modlin IM, Lye KD, Kidd MA. A 5-decade analysis of 13715 carcinoid tumors. Cancer 2003; 97: 934-59.

[4]    Ryden SE, Drake RM, Francosi RA. Carcinoid tumor of the appendix in childs. Cancer 1975; 36: 1538-42.

[5]    Gonzalez-Vela MC, Garcia-Valtuille AI, Fernandez FA, Val-bernal JF. Metastasis from small cell carcinoma of the lung producing acute appendicitis. Pathol Int 1996; 46: 216-20.

[6]    Maddox PR. Acute appendicitis secondary to metastatic carcinoma of the breast. Br J Clin Pract 1990; 44: 376-8.

[7]    Hsu KL, Wang KS, Chen L, Chou FF. Acute appendicitis secondary to metastatic nasopharyngeal carcinoma J Surg Oncol 1995; 60: 131-2.

[8]    Riddell RH, Petras RE. Tumors of the vermiform appendix. En: Tumors of the intestines (3ª edición). J. Rosai Ed.. Washington AFIP 2003; 241-50.