Cuerpos de inclusión en las fibras miocárdicas de un paciente con epilepsia

Cuerpos de inclusión en las fibras miocárdicas de un paciente con epilepsia

Marta Mayorga Fernández

Dpto de Anatomia Patológica - Hospital Universitario "Marquésde Valdecilla"
Santander (España)



REA::EJAutopsy 2010, 8:3-4 - CASOS CLÍNICOS

Historia clínica:

Mujer spanishde 20 años, con crisis epilépticas. Fallece por broncoaspiración. La sección histológica corresponde a corazón macroscópicamente normal.

Figure 1: Panorámica de una sección del miocardio H&E.

Figure 2: Detalle de la anterior figura

Figure 3: Tinción con PAS-diastasa

Diagnóstico Y Comentarios

- Enfermedad de Lafora

La paciente tenía una Enfermedad de Lafora (Epilepsia mioclónica familiar) diagnósticada desde los 14 años con presencia de cuerpos de Lafora en el corazón y en el cerebro.

La causa de muerte constatada en la autopsia fue una broconeumonia aguda bilateral con componente de brocoaspiración y bronquiolitis obliterante. También se observó una microangiopatia trombótica renal y una hemorragia de las glándulas suprarrenales. Otros hallazgos fueron una cistitis hemorrágica polipoide y escaras en gluteos.

El diagnóstico diferencial hay que hacerlo como se indicó en los diversos comentarios con: degeneración basófila del miocardio, infecciones y lesiones por drogas.

La Enfermedad de Lafora es una forma de epilepsia mioclónica progresiva que se presenta principalmente en los países del sur de Europa. Su incidencia es muy escasa. La enfermedad fue descrita en 1911 por el neurólogo español Dr. Gonzalo Rodríguez Lafora. No presenta predilección por ningún sexo. Comienza al final de la infancia o la adolescencia, entre los 6 y 20 años. Está caracterizada por el deterioro progresivo del sistema nervioso, demencia y crisis epilépticas que se asocian a crisis mioclónicas.

Es una enfermedad cuya anomalía responsable se sitúa en un  gen que dirige la síntesis de una proteína perteneciente a la familia de las llamadas fosfatasas descubierto en el año 1995. Se hereda como un rasgo genético autosómico recesivo. El defecto genético se ha localizado en el brazo largo del cromosoma 6 (6q23-25) y que está presente en cerca del 80% de las familias afectadas. Se sugiere que existe al menos un segundo gen implicado en la enfermedad habiéndose identificado otra mutación en el gen EPM2A [1,2,3]

El rasgo característico de la enfermedad es la presencia de los llamados cuerpos de Lafora. Los cuerpos de poliglucosán se encuentran en diversas entidades patológicas e incluso en condiciones normales. Su hallazgo en biopsias, cerebrales de pacientes con epilepsia mioclónica progresiva es diagnóstico de enfermedad de Lafora, siendo también encontrados en hígado, músculo esquelético, músculo cardíaco y piel.

El diagnóstico se realiza basándose en los hallazgos clínicos, se confirma mediante la práctica de una biopsia de piel [4,5] y el estudio genético. La biopsia muestra cuerpos de inclusión intracelulares de poliglucosanos, sustancia parecida al glucógeno y positiva a la tinción de Pas.

Se observan cuerpos de inclusión Pas + y Pas diastasa resistentes. Se han descrito dos tipos de cuerpos de inclusión: unos más homogéneos, separados del resto del contenido por una fina cápsula. Otros son concéntricos, muy teñidos en el centro y rodeado de un anillo pálido. El tamaño es de 1 a 30 micras de diámetro. La microscopía electrónica muestra filamentos, gránulos y vacuolas formando las inclusiones [5].

Los cuerpos de poliglucosano que se pueden encontrar en cerebro, pueden ser: cuerpos de Lafora, cuerpos amilaceos y cuerpos de Bielchowsky. Todos ellos similares bioquímicamente [6,7].

El diagnóstico diferencial ha de hacerse con la degeneración basófila del miocardio, muy parecida a los cuerpos amiláceos y a los cuerpos de Lafora [8]. Esta sustancia es probablemente una glicoproteína y se acumula por trastornos metabólicos [9]. Se observan lesiones parecidas en pacientes tratados con adriamicina [10]. También es necesario descartar infecciones por diversos organismos, como toxoplasmosis y leishmanias.

Bibliography

1
Minassian BA, Ianzano L, Delgado-Escueta AV, Scherer SW. Identification of new and common mutations in the EPM2A gene in Lafora disease. Neurology 2000; 54: 488-90

2
Ganesh S, Delgado-Escueta AV, Suzuki T et al. Genotype-phenotype correlations for EPM2A mutations in Laforas progressive myoclonus epilepsy: exon 1 mutations associate with an early-onset cognitive deficit subphenotype. Hum Mol Genet, 2002; 11: 1263-71

3
Serratosa JM, Delgado-Escueta AV, Posada I, et al.The gene for progressive myoclonus epilepsy of the Lafora typ maps to chromosome 6q. Hum Mol Genet, 1995; 4: 1657-63

4
Iannaccone S, Zucconi M, Quattrini A et al. Early detection of skin and muscular involvement in Lafora disease. J Neurol 1991; 4: 217-20

5
White JW Jr, Gomez MR. J Diagnosis of Lafora disease by skin biopsy. Cutan Pathol 1988; 3: 171-5

6
Loiseau H, Marchal C, Vital A y cols. Polysaccharide bodies : an unusual finding in a case of temporal epilepsy. Review of the literature. Rev Neurol  1993; 3: 192-7

7
Sugiyama H, Hainfellner JA, Lassmann H y cols. Uncommon tipes of polyglucosan bodies in the human brain: distribution and relation to disease. Acta Neuropathol 1993; 5: 484- 90  

8
Tamura S, Takahashi M, Kawamura S, Ishihara T. Basophilic degeneration of the myocardium: histological, immunohistochemical and immuno-electronmicroscopic studies. Histopathology 1995; 26: 501-8

9
Roy P. Basophilic degeneration of myocardium: an ultrastructural study. Lab Invest 1975; 32: 729-35

10
Jaenke RS, Fajardo LF. Adriamycin-induced myocardial lesions. Report of a whorkshop. Am J Surg pathol 1977; 1:55-6

Revista Electrónica de la Autopsia - CASOS CLÍNICOS