Engrosamiento del tabique interauricular

Engrosamiento del tabique interauricular

Fidel Fernández Fernández[*]

Dpto de Anatomia Patológica - Hospital Universitario "Marqués de Valdecilla"
Santander (España)

REA::EJAutopsy 2009, 7:15-16 - CASOS CLÍNICOS

Historia clínica:

Mujer de 55 años, con un carcinoma ductal de mama diseminado. Soplo sistólico 2/6. E.C.G.: ritmo sinusal, eje 30º. Radiografía de tórax normal.

Figure 1: Corazón, engrosamiento del tabique interauricular.

Figure 2: Detalle de la imagen anterior.

Figure 3: Muestra de tejido alterado.

Figure 4: Histología del tejido anterior.

Figure 5: Detalle del corte anterior.

Diagnóstico, comentarios del autor y bibliografía:

Hipertrofia lipomatosa del tabique interauricular.

Aunque la ``infiltración adiposa del corazón'' es un hallazgo muy común, sobre todo en pacientes obesos, el término de ``hipertrofia lipomatosa'' del tabique interauricular hace referencia al acúmulo de grasa en el septo interauricular dando lugar a un engrosamiento importante del mismo o a una masa que, a diferencia del ``lipoma'', no está bien delimitada ni encapsulada [1]. Unas veces se trata, como en este caso, de un hallazgo incidental de autopsia, mientras que en un porcentaje de casos nada desdeñable (más de la cuarta parte) coexiste con alteraciones del ritmo cardiaco [1,2,3], aunque la relación causa-efecto quedaría aún por establecer [2].

Microscópicamente, está constituida por una mezcla, en proporciones variables, de tejido adiposo maduro, células granulares o vacuoladas y células miocárdicas atrapadas (Figs. 4 y 5) [1,3]. La presencia de ``grasa fetal'' es muy característico, otro hecho diferencial con los verdaderos ``lipomas'', de ahí el color pardoamarillento (Figs. 1, 2 y 3). Algunos autores consideran que se trata de un proceso hamartomatoso y han propuesto el término de ``hamartoma lipomatoso'' del tabique interauricular [4].

Probablemente, como señalan Reyes y Jablokow, esta lesión es más frecuente de lo que aparece publicado si se estudia con detenimiento el corazón [2]. En este sentido, sería recomendable examinar de rutina el tabique interauricular, primero por palpación y luego seccionándolo, para determinar el grosor (más de 1 cm) y el contenido graso [3].

Bibliography

1
McAllister HA, Fenoglio JJ. Tumors of the cardiovascular system. Washington: Armed Forces Institute of Pathology, 1978.

2
Reyes, Jablokow VR. Lipomatous hypertrophy of the cardiac interatrial septum. A report of 38 cases and review of the literature. Am J Clin Pathol 1979; 72: 785-8.

3
Gay JD, Guileyardo JM, Townsend-Parchman JK, Ross K. Clinical and morphologic features of lipomatous hypertrophy (``massive fatty deposits'') of the interatrial septum. Am J Forensic Med Pathol 1997; 18: 107-8.

4
Inoue T, Mohri N, Nagahara T, Takanashi R. A case report of ``lipomatous hypertrophy of the cardiac interatrial septum'', with a proposal for a new term ``lipomatous hamartoma of the cardiac atrial septum''. Acta Pathol Jpn 1988; 38: 1583-9.

[*]
Revista Electrónica de la Autopsia - CASOS CLÍNICOS