Editorial del 2008

Ernesto Moro Rodríguez

Resumen


REA :: EJAutopsy - Editorial del 2008

Deseo revisar en el editorial del presente volumen algunos de los libros más recientes relacionados con la Autopsia que han ido cayendo en mis manos. Algunos de ellos los he buscado expresamente para este editorial, otros lo he ido recogiendo con el paso del tiempo por pura razón profesional.

Autopsy. Learning from the Dead de Richard A. Prayson. Es una guia clínica adcrita al Hospital Clínico de Cleveland, OH (USA) tremendamente didáctica en al que se compaginan tanto casos forenses como hospitalarios. Editada en el 2007 su autor nos expone en once capítulos el valor de la autopsia en cuanto al aprendizaje que entraña la muerte, pues es así como comienza su prefacio, seguido de la autopsia 101 como problema a resolver. Problema que no es otro que el de la muerte de un Emperador en su lecho de agonía. Sus colaboradores desarrollan capítulo a capítulo el fondo de su bagaje profesional. En 150 páginas queda expuesto toda la filosofía moderna en torno a la autopsia como medio de poder seguir las evidencias: Todas las muestras tisulares, fluídos corporales y objetos extraños, como por ejemplo las balas, deben ser recogidas en el momento de la práctica de la autopsia y es preciso tratarlas como evidencias potenciales que deban ser llevadas a juicio legal o a una sesión clínico-patológica, por lo que deben ser manipuladas con sumo cuidado.

Essentials of Autopsy Practice. Current Methods and Modern Trends de Guy N. Rutty es un libro publicado por Springer en el Reino Unido en 2006. Está escrito principalmente por patólogos forenses. En sus 245 páginas (incluido un valioso Index) se abordan tópicos clásicos como los de la data de la muerte (capítulo 8.) o la patología de la sepsis (capítulo 3.) junto a capítulos de patología forense pediátrica, entre otros. Me ha resultado particulamente interesante también el primer capítulo La evolución del papel del personal de enfermería en la investigación de la muerte por cuanto esta tradicción no se ha desarrollado, en la práctica, en la cultura latina y sí ha profundizado en ello en la sajona.

The Hospital Autopsy de Julian Burton y Guy N. Rutty, en su segunda edición publicado por Arnold en el Reino Unido (2001) cuenta como autores con un elenco destacado de profesionales que desarrollan su actividad en las localidades británicas de Scheffield, Rotherham, Manchester, Oxford y Leicester. Son de destacar las conclusiones del profesor James CE Underwood en el capítulo sobre el futuro de la autopsia: Reavivar la autopsia - en términos tanto del número de autopsias a realizar como en la mejora de los estándares de calidad - requiere la atención de una serie de factores: una mejor exposición de los estudiantes de medicina a las autopsias; mejorar en el diseño de los mortuorios para crear un ambiente más atractivo; un mejor entrenamiento de los residentes de patología y una mayor compromiso del personal senior de los departamentos de patología; uso de las modernas técnicas de grabación y archivo de imágenes que permitan a los clínicos ver y discutir con el patólogo los hallazgos macroscópicos de la autopsia; mejorar la educación pública sobre las autopsias enfatizando sus ventajas para la salud de los pacientes futuros y de la nación; y la utilización de los métodos de laboratorio modernos en la detección post-mortem de anormalidades genéticas y bioquímicas.

Autopsy Pathology. A Manual and Atlas de Walter E. Finkbeiner, Philip C. Ursell y Richard L. Davis, publicado por Churchill Livingstone en el 2004 junto con Handbook of Autopsy Practice de Jurgen Ludwing en su tercera edición por Humana Press del 2002, son los libros más completos que hemos encontrado, ya no solo por su riqueza iconográfica sino por la extensión de sus capítulos, que abordan prácticamente todos los tópicos relacionados con la autopsia: antecedentes históricos, estado actual (presente de la autopsia), aspectos legales de la misma, bioseguridad, procedimientos técnicos de su realización, autopsias perinatal y pediátrica, procedimientos especiales de la autopsia, estudios de imagen, etc.

Queda ya lejos el Reglamento prusiano para el examen médico-legal de los cadáveres. La Editorial Maxtor de Valladolid presentó en el 2001, su Biblioteca Científica Moderna. De la Técnicas de las Autopsias (con aplicación a la práctica forense) traducción de la cuarta edición alemana de la obra de Virchow que incluía además un apéndice de Rafael del Valle y Aldabalde, médico del Hospital Provincial de Madrid. Como mención no estaría de más recordar su apartado I.- Prescripciones generales con el que se inicia esta obra: &1. El examen médico-legal de un cadáver humano (autopsia) no podrá ser realizado, según las leyes vigentes, más que por dos médicos en presencia del Juez; un Médico municipal (forense) y un Cirujano forense ó municipal. Los médicos que practican la autopsia, tienen todas las obligaciones de los peritos judiciales. Si surgieran dudas sobre la marcha técnica que se hubiera de realizar en la autopsia, decidirá el médico ó quien le sustituya, reservándose el otro perito la facultad de hacer constar su divergencia en el protocolo que se ha de extender.

En nuesto medio, la Sociedad Española de Anatomía Patológica, ha dedicado uno de sus números monográficos de la Revista Española de Patología (en el Volumen 37 de Enero-Marzo de 2004) expresamente bajo el epígrafe: Actualizaciones en Patología Autópsica. El editor, fundador también de mencionada revista, glosa, en sus dos páginas de presentación de éste monográfico, todo el presente y el futuro de éste procedimiento médico-legal: La Autopsia. Una mirada a sí mismo por Alberto Anaya. El resto de los artículos abordan las inquietudes principales que hasta la fecha se despiertan en el propio Club de Autopsias de la SEAP: número de autopsias clínicas y correlación clínico-patológica; registro nacional de autopsias de Cuba; la comisión de mortalidad: la gran aliada del patólogo; la autopsia blanca muerte súbita inexplicable; técnicas de la autopsia neuropatológica y bancos de tejidos neurológicos.

En el presente número de REA, Benjamín García Espinosa, especialista en Medicina Legal y Forense, aborda dos tópicos relacionados con la autopsia que este equipo editorial ha encontardo de sumo interés para completar y abundar en lo ya dicho y escrito hasta ahora. Por un lado, retoma de forma sistemática las principales generalidades relacionadas con la realización de la autopsia, y por otro, revisa toda la legislación relacionada con la autopsia en las distintas Comunidades Autónomas de España.

Con ésta nueva entrega, en su volumen 6º de la Rev. electrón autopsia estimamos que seguimos cumpliendo con el compromiso contraido con nuestros lectores de aportarles la mejor información posible relacionada con las Autopsias.

Atentamente,

Ernesto Moro Rodríguez
Editor Asociado de REA :: EJAutopsy
http://rea.uninet.edu


Palabras clave


editorial, autopsia, bibliografía, publicaciones, libros, monográficos

Texto completo:

PDF

Comentarios sobre este artículo

Ver todos los comentarios