Editorial

Fidel Fernández Fernéndez

Resumen


Hace tiempo que un grupo de profesionales nos propusimos llevar adelante una tarea que, en principio, no resultaba nada fácil, sacar a la luz una nueva revista electrónica, esta vez sobre la autopsia. Y el sueño, al fin, ha podido hacerse realidad gracias al desinteresado esfuerzo realizado por un nutrido grupo de personas (autores, revisores y editores), de diversos países y nacionalidades, que compartimos una inquietud, el intentar aprender y, a la vez, enseñar todo lo que las autopsias nos muestran, para ofrecer al resto de los profesionales, y a la administración sanitaria, una de las mejores herramientas del sistema capaz de garantizar la calidad asistencial, a la vez que instrumento docente de vanguardia y fuente inagotable de investigación, tanto epidemiológica como básica y clínica. No es nada exagerado ni extraño, pues, que algunos entusiastas de la autopsia la cataloguen como “la consulta final”, cuyo informe debiera cerrar la historia clínica en todos los pacientes fallecidos.

Sin embargo, paradójicamente, la tasa de autopsia ha descendido estrepitosamente en la mayor parte de los hospitales del mundo hasta llegar a alcanzar, en algunos sitios, cifras verdaderamente “alarmantes”. Únicamente aquellos Centros que han apostado por la autopsia clínica han sido capaces de mantener, e incluso incrementar, su actividad, introduciendo nuevos elementos de gestión integral, calidad en el servicio y eficiencia.

La causa de esta disminución no se puede atribuir única y exclusivamente a la eclosión y desarrollo de las las tecnologías acaecido en los últimos años. Tampoco se debe única y exclusivamente al entorno social, cultural y religioso. Ni siquiera se debe única y exclusivamente a la actitud de los médicos clínicos, que se vislumbran a menudo con todo el complejo y sofisticado arsenal diagnóstico y terapéutico. Más bien, las causas, como casi todo en medicina, son multifactoriales.

Una cosa es cierta, por documentada. Las discordancias -que no siempre errores- entre los diagnósticos clínicos (premortem) y anatomopatológicos (postmortem) no han variado a lo largo de los años, lo que apoya la idea de que la autopsia clínica sigue siendo el “estándar de oro” de la medicina actual. Ha habido algunos profesionales (por cierto, no patólogos) que han suscrito en grado extremo esta aseveración, rotulando el encabezamiento de alguna editorial de la siguiente manera: "La autopsia clínica, o seguir ignorando la verdad”.

Bien es cierto que la autopsia, como todo libro complejo, es necesario "saber abrir, leer y descifrar” convenientemente. Realizar, como colofón, una buena correlación entre los diagnósticos clínicos y anatomopatológicos constituye un ejercicio fundamental, dentro de un trabajo en equipo. Los datos extraídos de las mismas, formando parte de los “registros de autopsias”, pueden y deben contribuir a engrosar las estadísticas que orienten los planes de salud y de bienestar de la población.

Pues bien, en esta línea nace REA, Revista Electrónica de la Autopsia, como un medio de expresión y de comunicación, no sólo de los integrantes del Club de Autopsias, sino de todos los profesionales que tengan la necesidad de compartir inquietudes y conocimientos relacionados con esta actividad.

Y, puesto que la difusión de la información a través de la red nos posibilita esta comunicación que pretendemos con todo el mundo, y porque contamos, además, dentro de REA, con excelentes profesionales también en el campo de la informática, creemos firmemente en el proyecto que con este primer número iniciamos.

REA viene a sumarse, de esta manera, a otras revistas electrónicas hermanas, como: Revista Electrónica de Biomedicina: http://biomed.uninet.edu/ y Revista Electrónica de Medicina Intensiva: http://remi.uninet.edu/


Solo nos queda agradecer desde estas líneas a todos los que han hecho posible que REA sea una realidad, muy especialmente a los que con sus artículos han contribuido a empezar a desarrollar los objetivos que nos hemos marcado. Esperamos seguir avanzando contando con vuestra colaboración.

Un saludo muy cordial en nombre del Comité Editorial.

Fidel Fernández Fernández.
Miembro del Comité Editorial de REA,
Coordinador del Club de Autopsias

Palabras clave


editorial, patology, authopsy

Texto completo:

PDF